Una serie de consejos útiles para mejorar la seguridad de la red WiFi

La mayoría de los usuarios con routers con puntos wifi no son conscientes de los peligros que tiene que alguien puede conectarse a su red WLAN. Puede que alguien se conecte simplemente para navegar por internet, pero también pueden conectarse con fines delictivos o para robar información de los usuarios conectados a dicha red.

wifi_seguridad

Prácticamente la mayoría de los puntos de acceso están con la contraseña que venía por defecto y otros la han cambiado, pero aun así se puede conseguir fácilmente la clave. Seguramente alguno no la cambie por qué no sepa cómo se hace, pero es fácil encontrar cientos de tutoriales en internet. Voy a escribir unos consejos para mejorar la seguridad de la red WLAN.

  1.  Utilizar el cifrado WPA o WPA2. El cifrado WEP es muy vulnerable y puedes sacar la contraseña en apenas media hora.
  2.  Utilizar un contraseña segura (Enlace)
  3.  Cambiar el nombre del punto de acceso. Aunque es evidente, pero por si acaso, no pongas la misma clave y el mismo nombre. También puedes ocultarlo.
  4.  Desactivar el WPS, es muy inseguro, ya que permite acceder a la red con una clave de 8 dígitos y ciertos dispositivos WiFi presentan una vulnerabilidad que permite agilizar el proceso de obtención de dicha clave.
  5.  Cambia la clave de acceso de administración del router

Estas son en mi opinión las medidas esenciales, aun así podemos mejorar aun mas la seguridad con una serie de medidas mas avanzadas.

  1.  Filtrado MAC: Agregamos al punto de acceso una lista de todos los dispositivos con autorización para conectarse al punto de acceso.
  2.  Activa el aislamiento del punto de acceso. Esto permite que los dispositivos conectados en la red únicamente puedan conectarse con el router y no entre si. Si usamos recursos compartidos en la red no podremos usar esta opción.
  3.  Desactiva el DHCP y utiliza un rango de IP distinto al estándar (192.168.1.x).
  4.  Modifica la mascara de subred para limitar el numero de dispositivos que pueden conectarse
  5.  Utiliza una única norma del estándar WiFi, por ejemplo, si el router permite 802.11 b, g y n, utiliza solo la n, de ese modo el que no tenga un dispositivo WiFi 802.11n no podrá conectarse
  6.  Desactiva la administración del router vía WiFi, de ese modo solo por cable se podrá acceder al router.

Con todos estos consejos se puede proteger nuestra red WiFi de forma eficaz. Ya para rematar se debería seguir estos cuatro puntos que, aunque son evidentes, los explicare:

  1.  Actualiza el software del router. Las actualizaciones corrigen normalmente fallos de seguridad
  2.  Revisa de vez en cuando los dispositivos conectados. Lo podemos hacer accediendo al router y viendo las tablas ARP o con herramientas para Android e iOS como fing o netanalyzer.
  3. Esta medida es ley en la seguridad de la red WiFi: APAGA EL ROUTER CUANDO NO LO UTILICES. Es evidente aunque pocos (yo incluido) lo hagan. Hay que tener en cuenta que la mayor barrera en la seguridad informática en general es el tiempo. Todo cae con el tiempo, pero no es lo mismo algo que tardas dos horas que algo que puedes estar meses; y apagando el router ganas horas.
  4. Cambia las contraseñas de vez en cuando. Lo optimo seria cada dos o tres meses, dependiendo de la seguridad que queramos tener.


Escrito por Camper

Camper

Coleccionista de videoconsolas, pero jugador de PC. Informático de profesión y seguidor de todo lo relacionado con la tecnología.