Los videojuegos de terror tuvieron su época dorada en los 90 con títulos como Alone in the Dark, Resident Evil o el título del que hablare a continuación, Silent Hill. No hablare del clásico de PSX, sino de la tercera entrega: Silent Hill 3. Si bien esta saga en la actualidad no es de las más punteras, se tiene que reconocer que son los títulos de anteriores generaciones fueron los que sacaron musculo, se ganaron el hueco en el mercado y se proclamaron como una de las sagas más terroríficas de todos los tiempos. Asique desde este punto nos adentraremos en el pueblo maldito junto a la protagonista del título, Header Mason. Veamos lo que fue capaz este Silent Hill 3 en PS2 y si merece la pena rejugarlo.

1

Aparecemos en un parque de atracciones oscuro en el que abundan los monstruos y los conejos de peluche sangrantes. Tras dar una vuelta descubrimos que en realidad es un sueño que ha tenido Header, nuestra protagonista; la cual se encuentra en unos grandes almacenes. Tras charlar con su padre Header se percata de que un extraño hombre le sigue los pasos, se trata de Douglas Cartland un investigador privado que la trata de hablar de algo que tiene relación con el nacimiento de nuestra protagonista. Tras huir por el baño Header se da cuenta de que no hay gente en el centro comercial y en su defecto hay un montón de monstruos similares a los de su sueño. Tras dar vueltas por el centro nos toparemos con Claudia, una sacerdotisa del culto que había en el pueblo maldito de Silent Hill. Al hablar con Claudia, Header se siente dolorida y Claudia se marcha. Desde aquí nos entrometeremos de lleno en la historia que rodea el culto religioso que había en Silent Hill y del cual Header tiene más que ver de lo que ella misma presiente.
La historia de este Silent Hill 3 ronda completamente a su protagonista como es costumbre, pero ya no solo serán los miedos internos los que harán frente al protagonista como pasaba en el titulo anterior. Sino que bebe directamente del título inicial de la franquicia y prosigue la historia del pueblo de Silent Hill y el culto que le llevo a la más inmensa oscuridad.

2

A nivel jugable este Silent Hill 3 se siente como los anteriores títulos, si es cierto que la jugabilidad no es tan tosca como el título anterior y ha sido revisada para hacerla un poco más fluida. Esto se puede notar inclusive en el menú de pausa donde solemos elegir los objetos a usar para los rompecabezas, las armas e inclusive los objetos curativos, ya que estos estarán divididos por las tres secciones citadas y la manera de seleccionar será rápida y sencilla.
Si algo destaca Silent Hill es por tener una de las mejores ambientaciones tenebrosas vistas hasta la fecha, la linterna será la piedra angular de la exploración del título ya que la oscuridad y la niebla característica de la saga suele repetir en cada título y Silent Hill 3 no es menos, y por supuesto pasaremos por el mundo paralelo tan oscuro que los jugadores habituales reconocerán, estos son exactamente idénticos a los ya visitados pero llenos de óxido, sangre y mucha menos luz (si cabe). Pasearemos por toca clase de escenarios desde el ya citado centro comercial, el característico e imprescindible hospital alchemilla, hasta un tenebroso parque de atracciones. Repiten los rompecabezas los cuales será posible seleccionar de manera aparte su dificultad de la de los enemigos.

4

En lo que respecta al sonido Silent Hill se caracteriza por usarlo a su favor y convertirlo en su mejor arma para hacer que nos cagemos encima, la actuación vocal es sublime de echo es mejor la versión del juego de PlayStation 2 que de la reedición en HD hecha para la generación de PlayStation 3 y Xbox 360. La música esta echa por el compositor habitual Akira Yamaoka y el cual es el responsable de producir la 4ª entrega y musicalizar casi toda la franquicia, asique sabe lo que hace.
Gráficamente el juego es prácticamente de lo mejor que he visto en una PlayStation 2, el modelado de personajes y la ambientación es sublime.

Opinión Personal: Silent Hill 3 es un título que te absorbe en su nebuloso mundo y no te deja escapar hasta haber visto los títulos de crédito. Cuenta con múltiples finales, trajes alternativos y armas secretas a desbloquear. A mí me ha dejado muy buen sabor de boca y realmente lo que más destaco de Silent Hill es su ambientación, su sonido y la historia. Prácticamente todo, sé que no he sido muy imparcial en este análisis, pero realmente es una pena que esta franquicia haya ido flojeando con el paso de los años y que para muestra tengamos la cancelación de ese Silent HIlls. Asique ya sabéis si queréis pasar miedo, pasearos por las calles del pueblo maldito.

Escrito por NOEM

NOEM

Friki a tiempo completo, colecciono videojuegos, lector de manga, amante de la música y del anime. Fotógrafo amateur.