Hay videojuegos que tratan de convencernos de que podremos moldear la historia a nuestro gusto, tratando de poner varios finales resumidos en el bueno o malo, y eso no es realmente lo que pedimos. Queremos introducirnos en las obras y tratar de hacer las cosas a nuestra manera y ver como transcurriría la historia con las decisiones que tomamos en la misma. Si bien el caso de este The Walking Dead sería el ejemplo más claro de lo dicho anteriormente, su fórmula no es perfecta pero es un gran avance a lo que nos tienen acostumbrados el resto de títulos.

1La historia nos pone en la piel de Lee Everett, que tras un accidente de tráfico se topa de lleno con la cara de la muerte, o mejor dicho de la de su conductor; y si, como en la serie volvemos a tratar con zombis. Sin embargo Lee se encuentra con Clementine una niña de ocho años que se oculta en la casita del árbol del patio de su casa. Desde ese punto encontraremos más supervivientes y seremos nosotros los que decidamos los pasos que darán nuestros protagonistas. Y es que el juego se centra de lleno en las conversaciones que Lee tiene con el resto de supervivientes y Clementine es en otras palabras la medida moral de Lee, siempre que demos un paso hacia alguna dirección tendremos que explicárselo a ella. La gracia de esto es que cada decisión será dura desde quien come los recursos y quien no, salvar a uno u otro y las discusiones que se generan en puntos de desesperación extrema.

Al final el juego nos va a llevar al mismo punto que es el mismo desenlace para todos los jugadores, pero el viaje será muy distinto para cada uno de ellos. Si bien no son nuestras decisiones al cien por cien ya que visto de otro modo, toda decisión ha de ser programada; pero es nuestra visión del mundo de Lee y las situaciones a las que le toca enfrentarse.

2The Walking Dead es una aventura gráfica con sus más y sus menos, moveremos a Lee con la cruceta y seleccionaremos los puntos que resalte el escenario con el ratón, los diálogos son introducidos en recuadros y se nos presentan cuatro opciones. Sin embargo las tomas de decisiones serán medidas con tiempo limitado. También hay espacio para la confrontación, desde golpear o disparar haciendo clic en la cabeza de nuestro putrefacto enemigo, como otras secuencias que se resumen en apretar Q hasta que lo apartemos y E para empujarlo.

El hecho de que sea una aventura gráfica hace de su desarrollo bastante lineal, ya que la dificultad del título es más bien nula, no quieren retarnos con un juego difícil ni con un rompecabezas que nos tenga pensativos durante días; si no que es más bien un viaje, el viaje que vive Lee y como decides que lo viva. Sin embargo hay momentos en los que al ser tiempo limitado no terminas de leer nada y acabas por no elegir ninguna opción, y el juego sigue sin más, hacen lo que tenían programado y no te llaman la atención o te metes en alguna discusión que cambie el rumbo completamente.

Gráficamente el juego se pasa por un filtro de comic americano que me ha llamado bastante la atención, es como el ya analizado Catherine que bebe del manga y refleja enteramente la obra con esa personalidad. Por otra parte los personajes realmente parece que sienten y eso es gracias enteramente por el equipo de doblaje (solo en inglés con subtítulos), la música forma un papel importante, ya que en un título tan maduro trataran de saltar la pantalla y apelar a nuestras emociones. Destaco la canción final “take us back” como apunte personal.

3Opinión personal: The Walking Dead es un título muy maduro, que nos introduce de lleno en un apocalipsis zombi y lo lleva más allá, dándonos la posibilidad de elegir el recorrido que llevaran nuestros protagonistas; cierto es que al final todos los caminos llegan a roma y acabaremos viendo el mismo final, pero realmente no me importó. Le coges cariño a todos y cada uno de los personajes y acaba siendo difícil decidir bando o el que hacer; y desde luego que he disfrutado con la historia de Lee, es un gran paso por un mundo postapocaliptico y lo recomendaría con los ojos cerrados.

Escrito por NOEM

NOEM

Friki a tiempo completo, colecciono videojuegos, lector de manga, amante de la música y del anime. Fotógrafo amateur.